martes, 10 de junio de 2008

heartbeats



Mi corazón se pone a cien cuando me tocaaaas....esta frase, extraída de alguna canción de Madonna o similar, parece ser que en mi caso no funciona, vamos, que mi corazón no se pone a cien, (la cosa estos días va de corazones).

Ayer descubrí que dentro de mi cuerpecito se empiezan a gestar los cambios propios de una corredora de pro. El descubrimiento vino de la mano de una pequeña extirpación de un quiste que yo tenía en la cabeza desde hacía unos 5 años, y que ha estado acompañándome en los buenos y malos momentos de mi azarosa y a veces desdichada vida.

Pilar Whitetower, mi angelito de la guarda y pseudo madre ocasional, me quiso acompañar en este trance hospitalario, así que después de ejercer mi jornada laboral matutina, nos encontramos en la puerta del Santa Cristina, (curiosamente donde yo llegué al mundo).

Después de esperar un buen rato, como en todo espacio público que se precie, me llamó un celador con el pelo teñido de rubio platino, (pero todavía se lleva eso?),me invitó al vestuario a quedarme en pelota y a vestirme con el minimalista pijama del centro. Me advirtió que tampoco podía llevar sujetador, ni nada metálico, (el DIU también me lo quito, señor celador?),me sentaron en una silla de ruedas y me aparcaron literalmente junto a una señora que también y cómo no, esperaba pacientemente su intervención.

Ya en la mesa de operaciones, me cubrieron con gasas y telas, así que no veía prácticamente a los que estaban hurgandome en la cabeza. Entonces el cirujano me preguntó si yo hacía deporte, cosa que me sorprendió, y pensé que era para darme un poco de palique y que no me aburriera, pero como yo soy muy cotilla y preguntona, no pude evitar el cuestionar el motivo de la pregunta, a lo que me respondió que mi frecuencia cardiaca era muy baja para una persona normal,(se entiende sedentaria).

La frecuencia cardíaca equivale a la cantidad de latidos del corazón por minuto. La mía parece ser que ronda las 40 en reposo, y para los "normales" está entre 60 y 100. O sea, que tengo un coraÇao capaz de bombear menos veces porque es fuerte y musculoso, (guauuu!) como las piernas de un futbolista. Qué ilusión, yo pensaba que esto de correr no se reflejaba ni en mi cuerpo, ni en el exterior, que veo que no adelgazo ni a ostias, ni en el interior, (que como no se ve...),pero sí, los resultados empiezan a notarse. O sea, que un día de estos, me levantaré por la mañana y al mirarme en el espejo veré a Gisele Bündchen reflejada, (momento kafkiano invertido) y tendré un motivo más para seguir corriendo.

Hasta mañana corazones. Carmencita.

7 comentarios:

Pablo dijo...

¡Ay! Había escrito un comentario y parece que se ha perdido... Te daba la enhorabuena por ese renacimiento , porque supongo que todo ha ido según lo previsto (y te trasladaba algunas dudas que me había suscitado tu post: ¿el quiste era una cristalización formada por malos pensamientos?, ¿te los han metido un frasco con formol para que te los lleves a casa?, ¿tu sujetador se parece a la armadura de Carlos V o, supongo, a la de Juana de Arco?). Y reflexionaba sobre tus 40 pulsaciones, no creo que sean sólo una consecuencia del ejercicio de estos últimos meses, sino que seguramente se deben también a unas cualidades físicas innatas que no debes desperdiciar :-)

Mondo Gitane dijo...

Sí, tiene pinta de que Vd. tiene unas cualidades físicas que, en otra persona de mayor sedentarismo o de sexo contrario, serían un verdadero desperdicio.
Tiemblo cuan sauce llorón imaginándola en una silla de ruedas, cubierta únicamente por gasas y telas y despotricando contra las esperas en la sanidad pública y lo azaroso de su existencia ... por cierto, llevaba el celador ese la camiseta por dentro del pantalón?

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Hay que ser fuerte para estos derroteros. Fíjate que yo, nada más que de escuchar la palabra sangre me mareo... Te deseo pronta recuperación.

jota dijo...

creo q es la cronica mas divertida q te he leido, y eso q es de una operacion pero me ha hecho gracia.Lo de adelgazar ya te digo yo q tiene q ver mas con las putas dietas q con el deporte,perdon por el taco. Besos Runneros

Jose Sen-Sey dijo...

Eso son buenas noticias, tenemos mucho margen de mejora. Vete mentalizando que apartir de septiembre, a sudar serie tras serie.........

Mª José dijo...

Chiquilla, que bien te lo tomas.
Supongo que no será nada preocupante ya que has convivido con eso durante 5 años y además corriendo.
Suerte.

el joaquín rampante dijo...

... lo de las piernas de los futbolistas era gratuíto pero comprensible, con la primavera en el aire y tal...

... así que viene usted sobrepotenciada de fábrica, humm...