jueves, 5 de junio de 2008

no sin mi ipod (o toma el dinero y corre)



Hola a los muchos o pocos visitantes del blog!

Como ya hablé en el post running hits, existe una relación íntima entre el acto de correr y escuchar música; para mí se trata de una completa simbiosis.

Bueno, pues a partir de hoy, al menos durante un tiempo indefinido, no podré disfrutar de esta magnífica conjunción, porque hace escasamente 3 horas me han robado mi bolso con todas mis pertenencias, entre ellas, mi flamante ipod "sufflé" (como le llamo yo). Ya sé que no se trata del modelo nano o el classic, pero jode igualmente, sobre todo, porque de momento se acabó el ir a correr y escuchar a los White Stripes y mover mis ágiles pies a golpe de batería.

Teniendo en cuenta que el artículo de hoy podría tener un tercer título llamado, "yo confieso 2ºparte", porque desde la carrera Liberty Valance no he salido a trotar, entre otras cosas, por curro y circunstancias varias que me lo han impedido, ahora sumemos un motivo más a este complot que el maléfico destino me tiene preparado. Alguien desde ahí arriba está impidiendo que prosiga por mi camino hacia la redención a través del deporte.

Os cuento los raros, oscuros y siniestros hechos; después del trabajo me acerqué a Casa Camacho a tomar una cañita para despedir a unos amiguitos que se marchan de viaje. Lo que en un principio era una reunión agradable, se convirtió súbitamente en mi Posesión Infernal particular, al atisbar que alguien me había sustraido mi bonito bolso negro, cuyo contenido en dinero era escaso, (20 euretes), pero rico en objetos sagrados para mí, a saber; el mencionado ipod, móvil, una data key con trabajos, llaves, un cutter, una escuadra, (si, una escuadra), pintalabios profundo rojo carmesí, algún paquete de orbit,llaves, y la cartera con mis tarjetas (Caja Madrid, Corte Inglés etc...),DNI, carnet de conducir y mi pieza favorita, un carnet del club de fans de Erik Putzbach. Ah! y un cheque para cobrar por valor de 360 euros.

Imaginaos los momentos posteriores, llamadas por doquier a todas las entidades anulando las 700 tarjetas, caos, tensión, y cagarme viva (con perdón) en el hijo/a de satanás que ha perpetrado este horrendo acto.

Mañana saldré a correr, y a ver qué hago, tendré que coger un transistor y pegármelo con cinta adhesiva a las orejas.

Cúanta mala gente hay por el mundo, señor!
Besos. Carmencita.

6 comentarios:

Pablo dijo...

¡No! Prueba a correr sin nada en las orejas, es una sensación rara al principio, pero luego uno se acostumbra a concentrarse en sus cosas y a no sincronizarse con un ritmo externo. Yo la urgencia la veo en hacerte con una buena escuadra, indispensable para encontrar el recto camino (o ángulo) –y, desde luego, el profundo carmesí, ça va de soi–. (No tenía ni idea de quién era el utzbach ése; la breve nota biográfica que aarece en la güiquipedia me ha sumido en una profunda perplejidaz).

En cualquier caso, que te hayan robado el bolso es una putada y te acompaño en el sentimiento.

Pablo dijo...

Putzbach, que se ve que a mi teclado le falla la p .

Mondo Gitane dijo...

Vaya, Carmencita, siento mucho lo que le ha ocurrido, pero los descuideros de Casa Camacho son célebres (a mí me afanaron ahí una chupa de cuero con el jeto de un tigre en la espalda, idéntica a del Iggy en Raw Power, sniff) y al tercer vermú hay que ponerse el bolso en bandolera.
Lo del ipod, pues qué quiere que le diga, es lo peor de todo, pues ahora le entrarán hasta los que corren pa pillar el bus. Es ley de vida. Acción - Reacción. Tía corriendo, baboso braseando. Lo del orbit ese, qué es, una cosa de la droga?

JMC dijo...

Doctora Whitepower, si,son unos hijos de satanás los que se dedican a esos menesteres.
Pero mire la coincidencia con las fechas:
IPOD

De veras siento los fatales sucesos.

Jose Sen-Sey dijo...

Siento el suceso Carmen. Animo y a darle caña a la zapatilla, así los problemas, despues de la ducha, te parecerán que menguan.

jota dijo...

pero q finos sois son unos hijos de puta ,en castellano de Quevedo y lo del ipod estoy de acuerdo con Pablo, llevo corriendo 4 años y nunca llevo musica y asi centro mi cabeza y soluciono los problemas del mundo. Besos Runneros