martes, 23 de diciembre de 2008

¡Qué bello es Aranjuez! (Crónicas navideñas)



3 semanas y media después nos vimos en Aranjuez.

3 semanas de descanso y media de entrenamiento.

Duelo al sol; mis piernas y yo, yo y mis piernas, hijas díscolas de su madre y rebeldes impenitentes.

El día anterior a una competición es necesario el descanso. Evita copiosas y obligadas cenas tan típicas en estas fechas, (y a las que cada vez encuentro menos sentido), y no te dejes llevar por negativos pensamientos y/o de gran complejidad intelectual; esto último no será un esfuerzo en muchos casos, basta con no leer Ser y Tiempo de Heidegger por ejemplo, que no nos recuerde el inexorable paso del mismo, y así evitar la presión previa a la carrera en la lucha contra el crono y ser el hazmerreír en vuestros círculos deportivos adyacentes. Como ejemplo, os recomiendo visionar la jornada previa un Bricomanía, preparar una deliciosa tarta de queso o leer un Marie Claire como eficaz método de atocinamiento.

Qué bello es Aranjuez, qué marco incomparable, un enclave privilegiado para usted y su familia, con todo lo que necesita a su disposición, bien comunicado y con multitud de servicios... este texto, que bien parece extraído de cualquier folleto de una inmobiliaria a punto de quebrar, describe Aranjuez, la mar de bonito.

Allí nos juntamos los dos clanes, Pataliebri y Whitepowerini, dos de las numerosas famiglias de la mafia atlética. Representando a la primera, el capo Jose Sensey acompañado de Tito, Jota, Juan, Jorge y David. En confronto, las hermanísimas con todos los bambini en sus regazos. También presentamos nuestros respetos a don Paolo NSN en la línea de salida.






3,2, 1, pam! Salimos propulsados por las calles de Aranjuez; el primer tramo que no resulta muy halagador a nuestros ojos, (poligonero y con olor a pedo rancio) da paso a una sinfonía de ocres, sienas y tostados, y una gigante bufanda multicolor se enreda en los árboles desnudos. Qué preciosa estampa, galopando entre los reales jardines en un soleado día invernal.

'Cause You Can't You Won't And You Don't Stop!!, me cantan los Beastie Boys al oído. Me siento bien, trotando a ritmo sosegado, disfrutando el paisaje y sobre todo, de la agradecida ausencia de cuestas. Eva y servidora rematamos la faena en 58’ brutos, 56’ netos. Pilar supera la hora de forma muy meritoria; agradezco en su nombre desde aquí a Tito, ayuda inestimable para que la primogénita de las Whitetower consiguiera su objetivo.





El resto de los Pataliebri sacaron sus mejores armas y pisotearon el crono como bien saben hacerlo. Es su especialidad, puro atletismo organizado, (ver crónica del asalto en su blog).

Sí, me reitero, qué cabronas son mis piernas, qué bonita es la camiseta de la bolsa, qué hermoso es el río y sus patos, qué bien sientan las post cañas, el cigarrito de después y... qué bello es Aranjuez!

6 comentarios:

Mondo Gitane dijo...

Pa no echar gota. Vd. se supera a sí misma en cada post. Cómo se puede citar una de las obras capitales del filósofo filonazi y acompañar el texto con unas afotos que parecen sacadas de una contraportada de Parchís?? En fin, las niñatas del running, ya saben. Epatando a diestro y siniestro. Desde cuando se es más gañan por atesorar el Bricomanía (yo lo hago, desde el número 0 de Abril del 79) y no por escuchar la misma música que la Mala Rodriguez esa? No obstante todo, la felicito por su gesta y de refilón a sus hermanas, que ya veo que van a la última en lo que a tocados runeriles se refiere (facción Vargas Blues Band, se entiende..). Volviendo a Heidegger, y como veo que le interesa el tema, no deje de rebuscar en librerías de viejo su celebérrimo "Dialogos Adolfianos sobre el efecto del Zyklon B en el Infrahumano Sefardí", Ediciones Ratzinger SS, 1966.

IRISHDECAI dijo...

Es lo mejor que tiene esto del correr, su post. Y lo peor es por donde nos meten a algunos corredores en algunos tramos de la carrera, pasa igual en la Media de Cadiz cuando va por la Zona Franca, dan ganas de pararse y llamar a un taxi. El caso es seguir, Keep doing it! Cada vez somos mas y mejores, jeje.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Pues conozco algunos que se van de marcha, se acuestan a las tantas y luego compiten. ¡Qué locos!

Aranjuez, precioso corriendo. Pero corriendo es como nos enseñaron el Palacio en la ocasión que tuve de verlo.

Pilarin dijo...

Como siempre "la palabra precisa,la sonrisa perfecta"...buen crono para estar en baja forma..ahora ya pensando en la siguiente que queda poquito.Gracias por hacer mención a mi amigo-entrenador-animador en momentos duros Tito,y ha merecido la pena darse una vuelta por Aranjuez.A ver si me aplico un poco mas en mis deberes.Besos y ...¡¡viva el blues,Dr. Cogollo!!

Tío Dimas dijo...

Mi sobrino Sandro también tenía la palabra precisa bajo tortura sevil y la sonrisa perfecta hasta que el caballo llamado muelte le dejó la piñata más revenida que la del Sigala.
En Aranjuez yo tambien he pasado momentos entrañables, más concretamente en el mercadillo de los sabados, cuando hase años vendiamo manta jerezana y menudeabamo con farlopilla güena.
Del Jeidegel ese, pues ni sorra, señorita.

PabloNSN dijo...

Sí, qué bellos es Aranjuez. Perdón por el retraso, se me había pasado dejar un comentario por acá... Pero el caso es que fue un placer saludaros a las tres en Aranjuez, y unos días después verte fugazmente a la llegada en corriendovoy.com, con total frescura ! Enhorabuena especialmente a Pilar Whitetower por el pundonor de llegar a meta (y el caso es que el recorrido merecía completarse).