lunes, 28 de diciembre de 2009

Planeta silvestre




Hay proezas difíciles de superar, uno sabe la dificultad que entraña bajar de 50' un 10K, saberse manejar en las procelosas relaciones humanas, no sucumbir ante los encantos de un solomillo vacuno, o como yo, escribir dos post en apenas una semana.
La soledad nocturna ocasional y los días vacacionales propician este hecho histórico en el whitetower blog de mi corazón.

A 3 días del circo sansilvestreño y en el que una servidora no participará, para guiar el carromato a otros parajes más agrestes, conviene recordar que la San Silvestre como las madres, según el mazas de Nadal, hay más de una, e incluso si me apuran, más pintorescas y menos mediáticas que la hermana tragaldabas que acoge a las 30.000 ovejas rosadas que este año, y sin campaña publicitaria mediante, triscarán por las calles de nuestra querida ciudad.

Carmencita Whitetower, presente en el Valmojado asilvestrado, ese oh, gran desconocido.

Tras la recogida previa de panfletos anunciativos en otros encuentros populares, las localidades atraen a los corredores como la miel a las moscas, ofertando menús de turistas a precio de saldo, cerámicas autóctonas de gran stock, o enormes pancartas del Manolo´s Market del pueblo. Todo es insuficiente para cautivar al runner, ávido de nuevas bolsas del corredor que ofrezcan algo más que revenidas barritas energéticas. En el todo vale de este deporte circense, cada cual que se venda al mejor póstor y obsequio. Siempre nos quedará la esperanza que nos regalen (someday) el DVD remasterizado de Carrie o en su defecto, el Vengador Tóxico versión Redux.

Y en Valmojado nos sentimos obsequiados, una carrera gratuita cuya recompensa tras un tortuoso recorrido plagadito de cuestas y de señoras saludantes con bata de franela rosa (aquí mi reverencia a una entregada cheerleader toledana), cuya recompensa decía, fue plenamente satisfecha con una black t-shirt de última generación tecnológica. El algodón parafraseando a Chema, pasó a mejor vida. Y no sin antes chupar (2º acepción) una cola del copón bendito para engrosar mi fondo de armario o el último cajón multicolor a lo United Colours en mi caso particular.

A los Randolph Hearsts de la comunicación impresa deportiva, o lo que es lo mismo, el equipo de la revista Planeta Running, dedico las penúltimas líneas de mi crónica; BASTA YA de esta distribución masiva de números en excedente, y espero no volver a recoger un ejemplar más de esta revista de andar por casa, con el peor material gráfico editado jamás y una jeta de aquí a Valmojado por el mal gusto y la obviedad en los temas tratados en su interior.

A los demás, os deseo una feliz SanSil y tratad de mantener sanos y salvos vuestros pies, que serán con toda seguridad maltratados en la locura deportiva popular por excelencia.

5 comentarios:

Mondo Gitane dijo...

Valmojado rules! Cuánta verdad, al fin, en un post suyo!!
En el agrorunning está el presente y futuro inmediato de este asilvestrado y sanísimo entretenimiento nuestro, qué razón tiene Vd.
Veo que mi predicar en el desierto runneril ha dado algún fruto, y que cada día somos más los corredores populares alérgicos a la masificación, al Ortega Cano y al jeto sonriente de Chema Martínez I.
Lo de Planeta Running, ese gran catálogo publicitario para infraseres de vigor extra, es de tracón, efectivamente: faltas de ortografía, afotos sacadas con la cámara de los chinos, seres que se dejan retratar con carteles de "Por mis Hijos" en la parrilla de salida, uf, uf, uf.
Y me temo que nos quedan unos cuantos números que disfrutar en próximas competiciones, Carmencita adorada...
Que disfrute Vd. de los estertores de 2009 y baje en 2010 de esos 50 minutejos, que por ahí debe andar...

danzig666 dijo...

Anda coñe, tu también estuviste disputando tan singular prueba... servidor también estuvo y quedó clasificado detrás de una momia con pelo de paja.

niknik dijo...

Aunque queda pretencioso colgar afotos de uno mismo en su propia wef, en esta está usted muy guapa.

carmencita dijo...

Más vanidoso que pretencioso, estoy de acuerdo Nik Nik.

Pero lo hago extensible a: redacción de crónicas insulsas, textos braseantes de yo y mis experiencias en el atletismo popular, lloriqueos deportivos varios, los problemas con la paciente parienta por la elección de tan sacrificado deporte, y un larguísimo etc en el que podemos incluir el otro lado del río; poemas nocturnos repletos de soledad, reflexiones de tintes ensayísticos, letras de canciones que evocan sentimientos personales, my favourite things, selecciones artísticas mediocres...y todo esa miscelánea inabarcable que es internet y las bitácoras. Quien tiene un blog no tiene necesariamente un tesoro, pero sí unas tremenda necesidad de desfogue al tiempo que ciertas ganas de exhibición, gratuita siempre.

Danzig, tal vez nos veamos en la próxima, quien sabe.

Gitane, debe Vd padecer una fiebre selvática, relea su comentario, relea...

niknik dijo...

Señorita esta respuesta acerca de lo aburridisimo de la blogosfera runeril es lo más acertado que le he leido desde que por suerte o desgracia me paseo por éste su blog.
Suscribo completamente lo que dice, aunque creo que lo que mueve a tantos seres a contar sus pulsaciones de los entrenamientos en su blog y a comentar las de sus amigos no es vanidad. Simplemente falta de cariño. Por eso no hay que darles demasiada caña. porque para ellos, pobrecillos, es su vida. No hay más que ver las fotos.
Siga usted así, tan lozana y vanidosa, que para paquetes con aspiraciones ya hay cientos en la wef.